Juan Luis Goenaga

IMG_20200626_180243.jpg

A lo largo de la sólida prolífica carrera de Juan Luis Goenaga (San Sebastián, 1950), que supera ya las cinco décadas, la inmersión en imágenes ancestrales ha formado parte de su constante discurrir vital y creativo. Pese a esa presencia tenaz de la historia, no fue hasta 1991 cuando definió la serie que marcó el camino para gran parte de la década, e, incluso, hasta hoy. En Arkeolojiak Goenaga trató de consustanciarse pictóricamente con los hombres de miles de años atrás. Sus obras de este periodo no deben entenderse como la mera reproducción mimética de soluciones vistas en yacimientos rupestres, sino como una verdadera e íntima identificación con las respuestas que aquellos creadores pudieron adoptar frente a la naturaleza y lo mágico. Es, en definitiva, un creador contemporáneo que trata de despojarse de gran parte de lo conocido para meterse en la piel de un hombre de Cromañón.

 

Los recursos plásticos alternan la ejecución contenida con un expresionismo bronco. Disfruta de la experimentación de combinar los nuevos repertorios con la densidad de la materia y los juegos de texturas, de casar pinceladas espontáneas con controladas, de generar estructuras lignarias y fósiles incisas con la contrera del pincel, de retirar o extender el óleo con las manos. «Es una emoción física la que siento por el contacto con el material, con el pigmento que, a veces, toma la dimensión de la arcilla. Así, al pintar, a veces me siento cantero y otras cazador rupestre dibujando bisontes»[2], afirmaría. Y, de hecho, a medida que avanzasen los años noventa algunos de sus trazos se fueron haciendo más concretos, y los animales empezaron a tomar forma sobre los escenarios geológicos recreados en sus soportes.

 

En la primera década del siglo, la inspiración prehistórica motivó gran parte de su producción, en ocasiones estimulada por el contacto con yacimientos concretos, y dio lugar a varios conjuntos de excepcionales óleos sobre papeles Eskulan, Guarro y Canson, cromáticamente construidos de forma soberbia para resaltar la viveza de los tonos dominantes (azules, verdes, rojos, amarillos), que resplandecen como destellos de luz en la caverna. Entre ellos destacan aquellos que ilustraron la segunda edición del poemario Unánime fuego, de Eduardo Moga, y que pudieron verse en 2007 en una excepcional exposición individual en la Galería Luis Burgos, siempre atenta a su carrera.

 

Como sospechó hace dos décadas, toda esta honda comunicación con la expresión ancestral no se debilita, y le posibilita incidir sobre obras comenzadas hace años. Goenaga añade capa sobre capa, como en definitiva sucede en el arte rupestre, en el que el trabajo de sucesivas generaciones se superpone para revelar una percepción más intensa y penetrante del mundo.

 

Mikel Lertxundi Galiana

 

Eskulanes

Urria
Urria

42 cm x 53 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Dantzari en negros
Dantzari en negros

54 cm x 75 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Aska
Aska

48 cm x 56 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan VENDIDO

Zeletan
Zeletan

72 cm x 102 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Astilum
Astilum

56 cm x 77 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Itzalum
Itzalum

80 cm x 108 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan VENDIDO

Horratzak
Horratzak

85 cm x 109 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Zapi
Zapi

39 cm x 55 cm Óleo, pigmentos y trapo sobre papel eskulan VENDIDO

Leize
Leize

62 cm x 76 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan VENDIDO

Andra gorri
Andra gorri

84 cm x 108 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

En ocres
En ocres

60 cm x 89 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan VENDIDO

Arrasto gorri
Arrasto gorri

84 cm x 109 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Bi gorri
Bi gorri

79 cm x 103 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Gaina
Gaina

84 cm x 108 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan VENDIDO

Sabel
Sabel

108 cm x 80 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Arrikrutz
Arrikrutz

57 cm x 76 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Txapelitzal
Txapelitzal

79 cm x 104 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Sare
Sare

84 cm x 110 cm Óleo, pigmentos y red sobre papel eskulan

Giltza
Giltza

80 cm x 103 cm Óleo, pigmentos y esparto sobre papel eskulan

Arpegi
Arpegi

52 cm x 81 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Serie Guara
Serie Guara

78 cm x 56 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Borobil
Borobil

57 cm x 76 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Figura Begi
Figura Begi

56 cm x 77 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Serie Guara
Serie Guara

76 cm x 55 cm Óleo y pigmento sobre papel eskulan

Eskina
Eskina

62 cm x 76 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Lanbro
Lanbro

74 cm x 56 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Orlegium
Orlegium

60 cm x 71 cm Óleo y pigmentos sobre papel

Grises ta gorri
Grises ta gorri

57 cm x 77 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Ezkubi okre
Ezkubi okre

56 cm x 75 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Urdin
Urdin

57 cm x 76 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Figura paseante
Figura paseante

62 cm x 76 cm Serigrafia de óleo y pigmentos sobre papel eskulan VENDIDO

Serie Guara
Serie Guara

72 cm x 56 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Uribitarte gorri
Uribitarte gorri

84 cm x 108 cm Eskulan óleo, pigmentos

Beltza
Beltza

85 cm x 110 cm Eskulan óleo y pigmentos

Zaldi ta oria
Zaldi ta oria

56 cm x 76 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan VENDIDO

Figura gorri
Figura gorri

52 cm x 76 cm Óleo y pigmentos sobre papel eskulan

Ocre ta txurik
Ocre ta txurik

56 cm x 77 cm Eskulan óleo y pigmentos

Figura txuria
Figura txuria

42 cm x 53 cm Eskulan óleo y pigmentos VENDIDO

Urdin, ocres ta beltza
Urdin, ocres ta beltza

50 cm x 70 cm Eskulan óleo, esparto, pigmentos

Ocres y sienas
Ocres y sienas

50 cm x 70 cm Eskulan óleo, esparto, pigmentos