Javier Balda

Pamplona, 1958

BALDA.png

Su afición a la pintura le llegó pronto de la mano de su padre, conocido dibujante y pintor navarro autor de numerosos carteles de fiestas de San Fermín y uno de los pioneros en el dibujo de las pancartas de las peñas sanfermineras. Sin embargo los caminos plásticos de uno y otro nunca fueron en un mismo sentido a pesar de que Javier Balda también ha obtenido varios premios en diferentes concursos de carteles.

Javier Balda comenzó a exponer en 1980 y ya en esa década realizó importantes muestras individuales en la Sala de Cultura de Caja Navarra y en otras dependencias institucionales como el Pabellón de Mixtos de la Ciudadela. En esos años comenzó también a exponer en galerías como Altxerri, Kribia, Lekune o Salvador Díaz, entre otras. Con varias de estas salas ha participado en diferentes ediciones de la feria Arco de Arte Contemporáneo.

En diciembre de 2003 expuso en la Ciudadela de Pamplona la muestra Dietario 1998-2003, que recoge 140 obras de pequeño tamaño que, a través de la figuración, los collages o la apropiación de imágenes y mensajes, reflejan su "biografía plástica".

Su obra forma parte de colecciones públicas y privadas y puede verse en el Museo de Navarra en Pamplona, en el Hospital General de Navarra, en la Colección de Arte Contemporáneo Ayuntamiento de Pamplona, en la Colección N.H. Stock Art, en Arteleku, en la colección Caja Navarra, en la colección Vital Kutxa, en la colección de Arte Contemporáneo del Ayuntamiento de Vitoria, en el Museo de Arte Contemporáneo de Álava o en la Universidad Pública de Navarra, entre otras. Javier Balda realizó estudios de arquitectura y se puede decir que como pintor es autodidacta.

En 2010 se la concede la Beca de la Fundación Pollock-Krasner de Nueva York para el desarrollo de su obra.

S/t
S/t
S/t
S/t
S/t
S/t
S/t
S/t
S/t
1/3